Los cuatro proyectos en los que va a participar Aragón están relacionados con: energía e hidrógeno verde; agroalimentación; astrofísica; y física de altas energías y materiales avanzados. Son los proyectos que ha priorizado el Gobierno central, según ha informado el Ministerio de Ciencia al Ejecutivo autonómico.


La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, ha dicho que es una gran noticia. Especialmente, porque Aragón ha sido la única comunidad autónoma a la que se han aprobado cuatro proyectos.

En concurrencia competitiva, la Dirección General de Investigación e Innovación del Ejecutivo autonómico presentó cuatro propuestas para las ocho áreas científico-técnicas de interés. Estaban en línea con las priorizadas en la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027. En esa línea, todas ellas han sido seleccionadas finalmente, lo que, según Díaz, demuestra la:

“Calidad y el alto nivel del ecosistema científico aragonés“.

Además, el Gobierno de Aragón ha explicado que los Planes Complementarios son un nuevo instrumento de financiación de I+D+i. Con respecto a esto, los planes están ligados al Mecanismo de Recuperación de la Unión Europea. Asimismo, se enfocan a mejorar la coordinación de estas políticas entre la Administración General del estado y las comunidades autónomas.

En relación su financiación, están cofinanciados en su conjunto en un 66% y 34%, respectivamente. No obstante, estas cifras varían para cada uno de los planes. El objetivo principal es que las actividades desplegadas en estas áreas sean motores de la transformación económica territorial. Además, los planes buscan fomentar la cohesión territorial y la especialización inteligente, a través de las sinergias generadas entre las diferentes regiones.

El proyecto de mayor impacto en Aragón

El Ejecutivo regional ha indicado que el proyecto de mayor impacto será el coordinado por: el Instituto Tecnológico de Aragón y la Fundación para las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno. Con un montante de 5 millones de euros para la comunidad autónoma y un global de 89 en toda España, participarán 8 autonomías. En cuanto a su objetivo, persigue: la descarbonización del sector del transporte pesado y la industria a través de la aplicación de las tecnologías del hidrógeno verde.

El programa plantea la generación de H2 verde, su almacenamiento y suministro y su uso final en transporte pesado o industria. Asimismo, el programa cuenta con actividades transversales dedicadas a la difusión y formación profesional. Con ellas, se pretende que el proyecto impacte en la sociedad en el corto plazo.

El proyecto se vertebra en torno a la puesta en marcha de varias plantas piloto. Su proceso de diseño, desarrollo y construcción constituirá el eje central de las actividades de I+D+i orientadas a bienes de equipo.

Las plantas piloto serán demostradores a escala real de un sistema de generación de hidrógeno verde electrolítico a partir de energía renovable. Es decir, una hidrogenera para vehículos pesados de pila de combustible y un tráiler para transporte pesado de larga distancia de pila de combustible.

Ejecución

Para la ejecución del programa se cuenta con los principales grupos de I+D+i en tecnologías de H2 verde de Aragón. En consecuencia, trabajarán en estrecha colaboración con la industria aragonesa. Asimismo, las actividades de investigación más básicas requerirán de la participación de tres Instalaciones Científico-Técnicas Singulares. La vocación es desarrollarlo en coordinación con el programa ‘Ebro, Valle del Hidrógeno’, que se va a impulsar conjuntamente con País Vasco y Cataluña.

El proyecto está en línea con el nuevo Plan Director de Hidrógeno de Aragón 2021-2025. Centra su interés en la producción, transporte, almacenamiento, transición y aplicaciones del hidrógeno renovable. Además, otorga un elevado peso en el área de movilidad sostenible e industrial, transferencia de tecnología y formación y concienciación.

Proyecto agroalimentario

Otro de los proyectos seleccionados es ‘Agrifoodtransition‘. Persigue la transición verde de los sistemas agroalimentarios y forestales mediante la bioeconomía circular, la agroecología y el desarrollo de nuevas cadenas de valor. El coordinador será el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA). Cuenta con una financiación de 3,5 millones para un sector clave en la comunidad autónoma.

Su finalidad es dinamizar y acompañar esa transición ecológica hacia modelos innovadores y resilientes frente al cambio climático y otros aspectos de cambio global. En esa línea, favorecerá los cuatro pilares de la sostenibilidad: ambiental, social, económica, y de gobernanza, ha dicho el Gobierno regional.

Así, desarrollará nuevos sistemas productivos familiares e industriales, dimensionados a la realidad del mundo rural y siguiendo los principios de la bioeconomía circular. También promoverá prácticas agrarias y forestales siguiendo los principios de la agroecología, coincidiendo con las estrategias del Pacto Verde europeo. Finalmente, desarrollará nuevas cadenas de valor con nuevos atributos de calidad de productos y servicios a la sostenibilidad del sistema de producción.

Universo oscuro

El tercer Plan Complementario que ha recibido el aval del ministerio está impulsado por el Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón (CEFCA). Tiene una financiación aprobada de 3,9 millones de euros. Busca iluminar el universo oscuro, descifrando la materia y la energía oscuras. Lo hará mediante desarrollos tecnológicos y la explotación científica de instalaciones de vanguardia en astrofísica y física de altas energías de las que dispone Aragón.

El Ejecutivo autonómico ha subrayado que se lideran varios proyectos científicos internacionales. Prometen marcar un hito en la astrofísica y física de altas energías, en cuanto a la comprensión de la energía y la materia oscuras. Se llevan a cabo desde: el Observatorio Astrofísico de Javalambre; el Laboratorio Subterráneo de Canfranc; el CEFCA; y el Centro de Astropartículas y Física de Altas Energías (CAPA) de la Universidad de Zaragoza.

A estas instituciones se suma el Instituto Tecnológico de Aragón (ITAINNOVA), con una trayectoria importante de apoyo tecnológico a la investigación en Física de Partículas.

Biomedicina

El cuarto programa será liderado por el Instituto de Nanotecnología y Materiales de Aragón, en colaboración con ITAINNOVA. Contará con una inversión de 2,66 millones. El proyecto desarrollará materiales avanzados para construir dispositivos que cubran necesidades sociales en el ámbito de la biomedicina y las tecnologías de la información. Servirán para: aumentar y mejorar la esperanza y calidad de vida o la fabricación eficiente de componentes electrónicos, nuevos conceptos de almacenamiento de información, detección optimizada.

En biomedicina, por ejemplo, se trabajará con nanomateriales avanzados para terapia y diagnóstico; en materiales antimicrobianos y antiviricidas, o en materiales activables para la regeneración de tejidos.

Adicionalmente, se pretende incorporar alguno de estos dispositivos en demostradores tecnológicos relacionados con la movilidad sostenible, en sectores como el aeronáutico o el ferroviario.

Fuente: El Economista.

¿Qué es el hidrógeno verde y qué aplicaciones tiene?