Que la fusión nuclear, a pesar de los intentos, no ha avanzado es un hecho. O más bien lo era. Ahora, el reactor de Tokamak Energy, situado en una ciudad de Inglaterra (Didcot), podría convertirse en el que lo consiguió finalmente. Según la compañía, ahora ya sería cuestión de saber cuándo llegará, no si lo hará. El proceso de reacción generaría grandes cantidades de energía baja en carbono.


Tokamak Energy consigue que su reactor nuclear alcance los 50 millones de grados centígrados, casi el doble de la temperatura central del sol. Al disparar 140.000 amperios de electricidad en una nube de gas hidrógeno, están tratando de obligar a la fusión de átomos de hidrógeno, creando helio.

Estas fuerzas de fusión son las mismas que alimentan al sol. Y la esperanza de todo ello, obviamente, es la posibilidad de conseguir el comienzo de una energía barata y limpia.

La propia compañía reconoce los enormes desafíos técnicos que aún se plantean. Así lo explicaba Chris Kelsall, CEO de Tokamak Energy, a la BBC en un viaje reciente:

“Lo descifraremos. La respuesta está ahí, ahora mismo, en la Madre Naturaleza mientras hablamos. Lo que tenemos que hacer es encontrar esa llave y desbloquear la caja fuerte para esa solución. Se encontrará”.

Tras haber aumentado la temperatura a niveles ‘imposibles’, el siguiente paso es ver si la fusión nuclear puede producir más energía de la que utiliza.

La fusión nuclear

Nada tiene que ver, en cuanto a seguridad, la fusión nuclear con la fisión y los desastres que conocemos.

El proceso de fusión sucede dentro de un ‘tokamak’. Es decir, un dispositivo que utiliza un poderoso campo magnético para contener la nube arremolinada de gas hidrógeno. Esto evita que el plasma sobrecalentado toque el borde del recipiente, ya que de lo contrario derretiría cualquier cosa con la que entrase en contacto.

Campos magnéticos del reactor.

Los campos magnéticos atrapan las partículas de plasma cargadas eléctricamente en forma de ‘núcleo de manzana’, manteniendo los combustibles de fusión contenidos y calientes. Foto: Tokamak Energy.

Si algo sale mal dentro de un reactor de fusión, el dispositivo simplemente se detiene, por lo que no hay riesgo de que se desate ese calor astronómico.

El plasma tiene que calentarse a 10 veces la temperatura del sol para ponerlo en marcha. Así, es capaz de fusionar dos núcleos de hidrógeno en un núcleo de helio.

En contrapartida, la fisión nuclear es más peligrosa. Genera energía al dividir átomos de uranio. El problema es la cantidad de residuos radioactivos que genera el proceso y que pueden liberarse durante un desastre. Estos residuos permanecen radioactivos durante muchos años.

Sin embargo, la fusión no puede producir una reacción en cadena descontrolada, como la de Chernobyl de 1986. De ahí que ni siquiera el reactor de Tokamak Energy necesite zona de exclusión en el entorno.

Viabilidad y tiempos

Es difícil predecir cuándo será viable la energía procedente de la fusión nuclear. Según la Dra. Hannah Willett, física de Tokamak Energy, dice que es difícil saberlo. Pero añade de manera esperanzadora:

“Obtenemos mucha más energía de esta reacción que de la quema de combustibles fósiles”.

Si tiene éxito, el experimento podría dar lugar a una constelación de pequeños soles creados en la Tierra. La energía de fusión sería un camino importante en la transición verde, junto con fuentes naturales. El hidrógeno puede proceder del agua del mar, lo que significa que tenemos un suministro prácticamente ilimitado de combustible.

Los científicos han estado tratando de hacer que la fusión funcione durante más de 50 años. Sin embargo, el apoyo y despliegue de las renovables ha permitido inversiones que han ayudado a impulsar las investigaciones de la fusión nuclear.

En esa línea, se han preseleccionado cinco ubicaciones en Escocia e Inglaterra para futuros prototipos de plantas de energía de fusión nuclear: “Spherical Tokamak for Energy Production” (STEP). El lugar de la planta prototipo estará elegido antes de acabar 2022.

Los científicos esperan que la central eléctrica pueda conectarse a la red eléctrica nacional. Eso, eventualmente, proporcionará energía para hogares. Además, podrá replicarse en todo el mundo.

FUENTE: Euronews.green

La recarga de un coche de hidrógeno. Cómo se hace, cuánto cuesta y cuánto tarda