Green Hidrógeno Cantabria‘ toma forma. Por detrás se encuentra un plan diseñado en el que participan 26 empresas y el centro tecnológico SOERMAR, y que cuenta con apoyo público. Desde su presentación en marzo, el proyecto ha ido avanzando y enfrentándose a retos. Entre las principales innovaciones del plan figuran la inteligencia artificial y los gemelos digitales.


La creación del consorcio de ‘Green Hidrógeno Cantabria‘ cuenta con un presupuesto estimado de entre 26,2 y 28,3 millones. Además, abre las puertas para comenzar a buscar vías de financiación.

En concreto, el consorcio prevé la captación de fondos nacionales y europeos para impulsar el desarrollo de este proyecto piloto. Una iniciativa que, según ha asegurado Juan Luis Sánchez, presidente del Clúster MarCA:

“Fomentará la transformación económica y tecnológica de Cantabria”.

Y, además;

“Generará nuevos puestos de trabajo entorno a la producción y distribución del hidrógeno”.

La presentación del consorcio ha estado a cargo de la Fundación Centro Tecnológico SOERMAR. Ha contado con la presencia del consejero de Industria del gobierno regional, Javier López Marcano; del director general de Industria y PYME, Galo Gutiérrez; y de Sara Pérez Díaz, del departamento Marco Regulatorio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Green Hidrógeno Cantabria

Alfonso Carneros, director técnico de SOERMAR, ha dado a conocer la estructura básica del proyecto piloto. Según ha explicado, cuenta con innovaciones únicas a nivel nacional y europeo. Entre ellas, el desarrollo de una pila de combustible y el uso de amoniaco como vector de transporte energético del hidrógeno verde.

Además, plantea el desarrollo de un software de gestión de eficiencia energética basado en inteligencia artificial. Igualmente, la creación de un gemelo digital de la planta de generación de hidrógeno verde para que sea escalable y permita el mantenimiento predictivo de la misma.

El proyecto tendrá una duración estimada de 48 meses. Se desarrollará con 10 paquetes de trabajo, incluyendo los transversales de Coordinación y de Difusión y Diseminación.

Carneros ha añadido que Green Hidrógeno Cantabria será un trabajo colaborativo estructurado en 10 paquetes de trabajo. Cada uno de ellos estará liderado por un socio y dividido en tareas en las que participarán todos, según sus capacidades técnicas y tecnologías.

Asimismo, ha señalado que el consorcio de ‘Green Hidrógeno Cantabria’ cubre toda la cadena de valor con: “los mejores actores de empresas, centros de investigación institutos de investigación, universidad e industria”.

Según el presidente del Clúster MarCA, el proyecto ofrece la oportunidad a Cantabria de tener el liderazgo tecnológico en producción y exportación de hidrógeno rentable:

“Este proyecto es una oportunidad para convertir a Cantabria en una región de referencia en el campo de las energías renovables y la descarbonización”.

Marco regulatorio

Según Eva Novoa, directora general de la Fundación Centro Tecnológico SOERMAR, Green Hidrógeno Cantabria:

“Está alineado con todas las estrategias, hojas de ruta, políticas, en los ámbitos internacionales, europeos, nacionales y regionales”. 

Sin embargo, todos coinciden en la necesidad de constituir un marco legal y regulatorio que facilite el despliegue masivo de la tecnología y su uso.

Para ello, será imprescindible contar con la colaboración del Gobierno de Cantabria para facilitar la creación de este proyecto piloto. Asimismo, para impulsar la generación un ecosistema efectivo y viable de hidrógeno verde en la comunidad.

Con respecto a ello, el consejero de Industria del Gobierno de Cantabria, Javier López Marcano, ha asegurado que el proyecto contará con el apoyo del gobierno. Algo que también ha reiterado Galo Gutiérrez Monzonís, director general de Industria y PYME. Ha añadido que el proyecto está alineado:

“Con los requerimientos de los Fondos Europeos de Recuperación y el PERTE Naval que se está poniendo en marcha desde el Ministerio de Industria”.

Fuente: El Español