Iberdrola ha firmado un acuerdo con H2 Green Steel para la construcción de una planta de producción de hidrógeno verde con una capacidad instalada de 1.000 MW. La inversión estimada será cercana a los 2.300 millones de euros. Esta nueva instalación alimentará con combustible limpio un horno de reducción directa de acero con capacidad para producir unos dos millones de toneladas al año de acero puro verde, con una disminución del 95% de las emisiones de CO2.

Objetivo: producción de acero verde

Ambas compañías han acordado construir una planta de hidrógeno verde con una capacidad de electrólisis de 1 GW y un proceso de reducción de mineral de acero capaz de producir aproximadamente dos millones de toneladas de mena de acero verde al año.

Por su parte, el electrolizador estará operado conjuntamente por Iberdrola y H2 Green Steel.

Iberdrola suministrará energía renovable a la planta, mientras que la producción de acero fundido verde y todos los procesos metalúrgicos posteriores estarán operados y serán propiedad de H2 Green Steel. Igualmente, ambas empresas estudiarán la posibilidad de ubicar, en el mismo emplazamiento, una instalación siderúrgica capaz de producir entre 2,5 y 5 millones de toneladas de planchas de acero verde al año.

La financiación del proyecto se llevará a cabo a través de la combinación de fondos públicos, instrumentos de financiación de proyectos verdes y fondos propios. Con un presupuesto de aproximadamente 2.000 millones de euros, la producción a gran escala de hidrógeno verde contribuirá a la transición de la industria pesada hacia operaciones sostenibles.

Posibles ubicaciones de la planta de hidrógeno verde

La Península Ibérica está fijada en el mapa como ubicación del proyecto, aunque las compañías todavía están valorando el emplazamiento final. La intención es que la planta entre en marcha entre 2025 y 2026.

Como requisito prioritario destaca que todas las ubicaciones que H2 Green Steel e Iberdrola están evaluando habrán de tener acceso a energía renovable, así como a toda la infraestructura necesaria para operar con éxito un negocio de hidrógeno, acero verde.

El director de negocios liberalizados de Iberdrola, Aitor Moso, ha resaltado que el hidrógeno verde será una tecnología fundamental en la descarbonización de los procesos industriales pesados, como la producción de acero: “Proyectos innovadores como éste contribuirán a acelerar la comercialización de electrolizadores más sofisticados y de mayor tamaño, haciendo que el hidrógeno verde sea más competitivo. Con acceso a suministros de energías renovables de bajo coste, y una mano de obra altamente cualificada, la Península Ibérica puede ser fundamental para que Europa asuma el liderazgo mundial en el desarrollo de esta tecnología verde”.

Por su parte, el director general de H2 Green Steel, Henrik Henriksson, ha afirmado estar orgulloso de la alianza con Iberdrola para aumentar la fabricación de acero verde y ha añadido que la producción de hidrógeno verde a gran escala será esencial para la transición de la industria pesada hacia formas de operar más sostenibles.

“Al compartir el objetivo común de reducir las emisiones en las industrias difíciles de descarbonizar, empezando por el acero en Europa, estamos planteando un enfoque verdaderamente global e innovador en la producción de hidrógeno verde. Iberdrola aporta una experiencia, una tecnología y unos conocimientos técnicos inestimables, que permitirán dimensionar nuestros proyectos de acero ecológico”, ha señalado.

Fuente: Europa Press.

Te puede interesar