Según el Dr. Motohiko Nishimura, director ejecutivo de Kawasaki Heavy Industries: los motores de combustión interna alimentados con hidrógeno se consideran “superiores a los de pila de combustible“. Además, señala, la tecnología podría proporcionar muchas ventajas para aplicaciones de transporte pesado.


En unas declaraciones hechas por Nishimura a H2 View, indicaba:

“En términos de durabilidad y confiabilidad, (ICE de hidrógeno) es superior a las celdas de combustible. Eso lo hace adecuado para uso pesado en barcos, maquinaria pesada y autobuses y camiones de larga distancia. Naturalmente, son la fuente de energía más competitiva en costes”.

Claramente, los ICE de hidrógeno tienen un potencial enorme para descarbonizar varias aplicaciones de movilidad, añadió. Sin embargo, también pueden proporcionar una ventaja competitiva a los fabricantes de celdas de combustible para aumentar la eficiencia de sus productos.

Al hacerlo, la competencia podría impulsar la investigación y el desarrollo de estas tecnologías para crear sistemas de energía de hidrógeno más efectivos.

Hemos hablado otras veces de esta tecnología y lo cierto es que cada vez conocemos más empresas que la desarrollan.

Barcos con motores de combustión interna de hidrógeno

Al reconocer el potencial de los motores de hidrógeno en la industria marítima, Nishimura señaló:

“De hecho, Kawasaki está desarrollando un gran motor de hidrógeno para barcos y generación de energía”.

Con esto, Kawasaki ya ha identificado los que, opinan, serán los primeros usuarios de ICE de hidrógeno, los barcos:

“Los motores tienen excelentes costes de instalación y mantenimiento. Mientras que los motores pequeños son inferiores a las celdas de combustible en términos de eficiencia, los motores grandes están cerca de las celdas de combustible”.

“Por tanto, es probable que la primera aplicación de los motores de hidrógeno sea para servicio pesado, específicamente en barcos”.

Con la larga trayectoria de los motores de combustión interna, el hidrógeno puede generar un mayor interés en el sector de la movilidad.

En palabras de Nishimura:

“Los motores tienen una gran ventaja, especialmente para aplicaciones de servicio pesado y grandes fuentes de energía.

No hay duda de que el rápido progreso en el desarrollo de la tecnología de motores de combustión de hidrógeno contribuirá a la promoción de la utilización del hidrógeno y acelerará el objetivo de la neutralidad de carbono”.

Westport Fuel Systems

Ander Johansson, vicepresidente de Westport Fuel Systems, también ha reconocido el potencial de los motores de combustión de hidrógeno para descarbonizar la movilidad. Johansson identificó la rentabilidad de la tecnología como un punto de venta clave. En esa línea, ha explicado el porqué de la afirmación:

“El hidrógeno como combustible para el transporte es una de las opciones más interesantes para descarbonizar el transporte en el futuro”.

“Las ventajas del uso de hidrógeno en aplicaciones ICE es que se basa en tecnología rentable, madura y confiable”.

“Se necesitan inversiones mínimas en fabricación, desarrollo, pruebas y el tiempo de comercialización es corto en comparación con otras tecnologías”.

Johansson, como Nishimura, cree que los motores de combustión de hidrógeno también pueden lograr una eficiencia similar, o mejor, en comparación con otras soluciones:

“Dado que las soluciones de hidrógeno ICE pueden lograr una eficiencia similar o mejor que otras soluciones, debe considerarse como una de las principales opciones de hidrógeno para el futuro”.