El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ratificó el pasado sábado en Burgos el interés del Gobierno por el desarrollo del hidrógeno verde para su uso en sectores estratégicos como el residencial, el industrial y la movilidad. Sánchez recorrió las instalaciones de la planta de Hiperbaric, una compañía referente con presencia en 50 países especializada en equipos industriales de tecnologías de altas presiones para diferentes aplicaciones y sectores.

Según recoge Europa Press, el presidente del Gobierno apuntó que el desarrollo del hidrógeno verde es “decisivo” para el objetivo de la neutralidad climática. Del mismo modo, señaló que también es una “palanca clave” para la reactivación económica y para conseguir que España sea una referencia mundial de esta tecnología para 2050.

Pedro Sánchez se ha interesado por el procesado por altas presiones para alimentos y bebidas en la que Hiperbaric es referente mundial desde hace más de 20 años, así como en la tecnología de prensado isostático en caliente empleada para componentes industriales críticos enfocados en los sectores aeroespacial, energético, petróleo y gas, automotriz y de implantes médicos.

La tecnología de compresión de hidrógeno de altas presiones de Hiperbaric es una solución completa y avanzada que se puede aplicar en diferentes áreas, especialmente para el repostaje de vehículo eléctricos de pila de combustible en las estaciones de recarga de hidrógeno.

Igualmente, esta tecnología puede ser utilizada en aplicaciones industriales o de almacenamiento energético. La gran ventaja del diseño tecnológico de los equipos de la compañía es que garantiza una gran eficiencia de la compresión gastando menos energía.

También puede servir para aplicaciones industriales o de almacenamiento energético. El diseño tecnológico de los equipos de la multinacional española asegura una mayor eficiencia de la compresión requiriendo menos energía.

Ayudas a proyectos de hidrógeno verde

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), lanzó la semana pasada a información pública dos órdenes ministeriales con las bases reguladoras para la concesión de ayudas a proyectos de hidrógeno verde.

El hidrógeno verde es un vector energético de gran valor llamado a ser clave en usos finales en sectores de difícil descarbonización. Además, contribuirá a gestionar la demanda, almacenar energía y flexibilizar el sistema energético, con aplicaciones en el transporte o la promoción de gases, tal y como recogen el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2023, la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo (ELP), la Estrategia de Almacenamiento Energético y la Hoja de Ruta del Hidrógeno, una apuesta por el hidrógeno renovable.

Mediante estas ayudas, se contribuye a alcanzar los objetivos de la Hoja de Ruta, que busca lograr una potencia de electrólisis de 300 MW a 600 MW en 2024 y de 4 GW en 2030, un 10% del objetivo comunitario.

Te puede interesar