El proyecto europeo ‘Green Hysland: despliegue de un ecosistema H2 en la Isla de Mallorca‘ quiere impulsar el hidrógeno en la isla. El proyecto está coordinado por Enagas e impulsado por Acciona, Cemex y Redexis. Además, se inscribe en un plan de reindustrialización de los terrenos de Cemex en Lloseta.


Este proyecto va en línea con la Hoja de Ruta del Hidrógeno del Gobierno de España. Además, también se enmarca en la estrategia de la Unión Europea de liderar su posición, en relación con el liderazgo en el ámbito del hidrógeno. Igualmente, con el objetivo de alcanzar la neutralidad climática para 2050.

Europa y el hidrógeno

Europa lleva más de quince años apostando por la I+D+i en todo lo relacionado con el hidrógeno, las pilas de combustible y sus aplicaciones. De ahí, los programas marco europeos: el 7º Programa Marco para la I+D; Horizonte 2020; y Horizonte Europa 2021-2027, dentro del cual se encuentra la Fuel Cells and Hydrogen Joint Undertaking.

Este último se enmarca dentro de la Clean Hydrogen Alliance bajo su nueva denominación Clean Hydrogen for Europe. Esta iniciativa público-privada apoya exclusivamente las actividades de investigación, desarrollo tecnológico y demostración en tecnologías del hidrógeno y pilas de combustible en Europa. Su objetivo principal es acelerar la introducción en el mercado de estas tecnologías.

Más allá del Pacto Verde Europeo, el objetivo de descarbonización para 2030 en Europa se contempla a través del despliegue del hidrógeno. Entre ellas: la Estrategia Industrial Europea; las directrices del propio fondo de recuperación y resiliencia; u otras políticas comunitarias del sector del hidrógeno, como la European Clean Hydrogen Alliance.

En Europa, los países del Sur, con gran recurso eólico y solar durante un gran número de horas, pueden producir fácilmente hidrógeno verde. Mientras, los países del norte priman más la captura del CO2, tras la combustión del gas, para generar hidrógeno azul.

España

En 2020, a nivel nacional, el Ministerio para la Transición Ecológica publicó la Hoja de Ruta del Hidrógeno Renovable en línea con: la Estrategia Europea del Hidrógeno, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 y la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo 2050. Todas ellas suman hasta 57 medidas para preparar el marco regulatorio y favorecer la investigación e innovación. Asimismo, persiguen establecer en 4 GW el objetivo de capacidad instalada de electrolizadores para 2030.

No hay que olvidar, en última instancia, la Manifestación de Interés solicitada para la participación en el Proyecto Europeo en la cadena de valor del hidrógeno verde bajo el mecanismo ‘Proyectos Importantes de Interés Común Europeo‘.

En Europa, las islas tienen un papel clave en esta transición energética libre de emisiones contaminantes. Por ejemplo, 26 islas, forman parte de la iniciativa ‘Clean Energy Islands‘ (Islas de Energía Limpia) de la Comisión Europea (CE). Su objetivo es convertirse en “enclaves envidiables de autosuficiencia energética”. Para ello el hidrógeno juega un papel clave como vector energético limpio y de gran potencial.

Entre las islas españolas que persiguen la autosuficiencia: La Palma, Mallorca, Menorca, Eivissa y A Illa de Arousa.

En el ámbito de las Islas Baleares, y en relación a la eficiencia energética, la distribución del consumo energético es el siguiente: un 58% en el sector transporte y un 32% en el sector residencial y de servicio. Es decir, estos dos sectores ocupan el 90% del consumo final de energía de las Islas Baleares.

Green Hysland

El proyecto europeo Green Hysland, coordinado por Enagas e impulsado por Acciona, Cemex y Redexis, está formado por 30 socios de 11 países: Acciona; el municipio de Ameland; AMHYD; Fundación del Hidrógeno de Aragón (FHa); AREAM Madeira; Asociación Española del Hidrógeno (AeH2); Balearia; Commissariat à l’énergie Atomique et Aux énergies Alternatives (CEA); Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2); Cotenaval; DAFNI; EMEC; EMT Palma; Enagás; Energy Co-operatives Ireland; Enercy; Fedarene; Gasnam; H2 Chile; HyCologne; HyEnergy; Transstore; Institut Balears de Energía; el municipio de Lloseta; New Energy Coalition; NUI Galway; Ports Balears; Redexis; Universitat de les Illes Balears; Universidad de La Laguna (Tenerife).

Proyecto Green Hysland.

Proyecto Green Hysland.

Objetivos de Green Hysland

El objetivo principal de Green Hysland es desplegar un ecosistema de hidrógeno (H2) plenamente funcional en la isla de Mallorca (España). Eso convertirá a la isla en el primer centro de hidrógeno en el sur de Europa. Se logrará produciendo hidrógeno verde a partir de la energía solar y suministrándolo a los usuarios finales, a sectores como: turismo, transporte, industria y energía de la isla, incluida la inyección de la red de gas para el uso final local de calor y electricidad. El hidrógeno verde se utilizará en Palma para una variedad de propósitos que incluyen:

  • Una estación de repostaje para abastecer una flota de autobuses de pila de combustible y vehículos de alquiler de pasajeros.
  • Calor y energía para edificios comerciales (hoteles) y edificios públicos (edificios municipales).
  • Suministro de energía auxiliar para transbordadores (planchado en frío) y operaciones portuarias.

Un electrolizador de Hydrogenics, del grupo Cummins Inc., generará el hidrógeno verde. Para este proyecto el electrolizador tendrá una capacidad de producción de más de 330 toneladas de hidrógeno verde al año. El hidrógeno se utilizará de forma prioritaria directamente como fuente de energía. Cuando no se pueda utilizar de forma directa, se inyectará en la red de gas natural para reducir las emisiones de CO2 de los consumidores. De hecho, el hidrógeno contribuirá a aumentar la penetración de las energías renovables en el sistema energético balear, demostrando el acoplamiento sectorial y la integración sectorial, y avanzando hacia la descarbonización total de la economía.

Participación y ayudas

El CNH2 participa en el paquete de trabajo 5 para la ‘Creación y Análisis de Impacto y Desarrollo de Modelos de Negocio’ del proyecto Green Hysland. Evaluará el impacto del despliegue de las tecnologías H2, en Mallorca como en Baleares, a nivel técnico, económico, energético, medioambiental, regulatorio y socioeconómico. Esta evaluación se utilizará para orientar el desarrollo del proyecto a través de indicadores clave de desempeño ambiental.

Igualmente, el CNH2 participa en el paquete de trabajo 6 ‘Ampliación y reproducción de los ecosistemas insulares de hidrógeno en la UE‘; y en el paquete 7 ‘Comunicación, difusión y explotación‘. La educación, la formación y el desarrollo de capacidades se consideran de importancia clave a nivel de comunicación, para aumentar la conciencia de los principales aspectos del proyecto.

El desarrollo de experiencias de replicación y modelos de negocio está previsto en otras cinco islas de la UE (Madeira – PT, Tenerife – ES, Aran – IE, Islas Griegas y Ameland – NL) y (Chile y Marruecos).

La Iniciativa Común Pilas de Combustible e Hidrógeno 2 (sus siglas en inglés FCH 2 JU) de la Comisión Europea cofinancia este proyecto con más de 10 millones de euros.

Para la planta de producción de hidrógeno verde han participado, a través de ayuda económica, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y Cemex, propietaria de los terrenos. La inversión total prevista es de aproximadamente 50 millones de euros. Incluye: la generación de electricidad renovable, la planta de hidrógeno verde y el equipamiento para sus usos finales.

FUENTE: Interempresas.