Schaeffler ha demostrado la eficacia de una solución para el funcionamiento del stack para electrolizadores PEM mediante la desalinización y purificación del agua de mar. El éxito de la tecnología se ha conseguido gracias a una operación de prueba en el puerto de la isla holandesa de Texel. La prueba es parte del proyecto SEA2H2. Desde la compañía indican que podría aplicarse un diseño similar en los parques eólicos en alta mar en pocos años.


Ya que sólo el hidrógeno verde, producido con renovable, es neutro para el clima, Schaeffler trabaja en soluciones para generarlo. La compañía es uno de los proveedores globales líderes en los sectores de la automoción y la industria.

Su objetivo, a través de soluciones como la probada, es producir cantidades significativas de hidrógeno verde para favorecer la transición energética.

El estudio de viabilidad lo han llevado a cabo: la empresa emergente holandesa Hydron Energy B.V., que forma parte de Schaeffler desde el verano de 2021; así como Wageningen Food & Biobased Research (WFBR, parte de la Universidad de Wageningen). Han contado, además, con financiación del organismo subvencionador del gobierno holandés RVO.

En el marco del proyecto SEA2H2, el consorcio demostró que es posible producir hidrógeno neutro para el clima a partir de agua de mar.

La prueba del proyecto SEA2H2

El desafío para el uso descrito radica, entre otros aspectos, en el tratamiento del agua de mar adecuado para la electrólisis de membrana. Los electrolizadores exigen el uso de agua ultrapura como prerrequisito. Por tanto, es preciso desalinizar el agua de mar, además de purificarla y filtrarla minuciosamente.

La solución desarrollada junto con WFBR es tan innovadora como esclarecedora: el calor residual del proceso de electrólisis se emplea para desalinizar el agua de mar. Esta tecnología permite producir hidrógeno verde a partir de la energía procedente de parques eólicos en alta mar y transportarlo a tierra mediante conductos.

El consorcio Sea2H2 ha mostrado la funcionalidad de su tratamiento del agua en una planta piloto gestionada en Texel, en el Mar del Norte.

Ahora como parte de Schaeffler, el equipo Hydron trabaja para expandir el sistema híbrido de desalinización y componentes de electrólisis de membrana para su despliegue a escala industrial. Y, al mismo tiempo, reduciendo costes y aumentando la longevidad y eficiencia operativas.

Schaeffler y el hidrógeno

Sander ten Hoopen, uno de los fundadores de Hydron Energy B.V. y responsable actual de Schaeffler Systems Engineering, ha explicado:

“El hidrógeno producido mediante la energía verde de aerogeneradores en alta mar va a desempeñar un papel crucial para que Europa alcance sus objetivos climáticos. Nos enorgullece poder contribuir a la expansión continuada de la cadena de valor de Schaeffler; asimismo, a la producción competitiva de hidrógeno verde con nuestra innovación y la experiencia que ya hemos obtenido”.

Por su parte, Bernd Hetterscheidt, responsable de la unidad de negocio estratégica del hidrógeno de Schaeffler, ha añadido:

“Wind2Hydrogen, esto es la generación de hidrógeno verde a partir de la energía eólica, es un importante sector de crecimiento para Schaeffler. En cooperación con nuestros partners en el sector de la energía eólica, queremos convertirnos en uno de los proveedores líderes de los componentes de sistemas en este sector.

A tal fin, combinamos el desarrollo innovador de Hydron con los puntos fuertes de Schaeffler, como son: nuestra comprensión de los sistemas y nuestros conocimientos expertos en la expansión rápida de productos y proyectos. El objetivo es trasladarlos al mercado tan deprisa como sea posible y, al mismo tiempo, de conformidad con los estándares de calidad más exigentes”.

Además de un factor clave para la sostenibilidad y movilidad, el hidrógeno es un importante sector estratégico de negocios para Schaeffler. De hecho, forma parte de su hoja de ruta 2025.

Entre otros ejemplos, la compañía participa en el proyecto líder en hidrógeno H2Giga del Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania. Como líder del consorcio en el subproyecto “Stack Scale up – Industrialización de la Electrólisis tipo PEM“, la empresa trabaja junto con nueve partners de la industria y la investigación para convertir en realidad la producción en serie de las pilas (stacks) de electrólisis más recientes con la mayor brevedad.

También te puede interesar: