Según los informes de S&P Global Platts Analytics, el hidrógeno verde va a jugar un papel muy importante en la descarbonización de China. Especialmente, para sectores como la siderurgia y la aviación, o en otros sectores donde es complicada la alternativa con energías limpias.


Entre otras cosas, el hidrógeno podrá apoyarse en la intermitencia de las energías renovables, un sector con fuerte crecimiento en el país asiático. En ese sentido, cuando haya exceso de producción renovable, se podrá utilizar el excedente para producir hidrógeno verde. Así lo ha explicado Ivy Yin, analista de transición energética de S&P Global Platts.

Según S&P Global Platts, la descarbonización en la producción industrial es fundamental en China. La nación produce más de la mitad del acero y el cemento del mundo. Las emisiones de estos productos se pueden reducir drásticamente con el hidrógeno, siempre que su generación provenga de energías renovables.

La empresa de análisis indica que China es el mayor usuario de hidrógeno puro del mundo. Consume 14,6 millones de toneladas/año, lo que representa el 20% de la demanda mundial. Sin embargo, más del 95% del hidrógeno se consume en la refinación de petróleo y la síntesis de amoníaco.

La creciente aplicación de hidrógeno en estos sectores podría tener una influencia positiva en las reducciones de emisiones de carbono. Recordemos que China tiene un potente sector de refinación. Además, es el principal productor mundial de amoníaco con casi 48 millones de toneladas por año, un nivel que representa el 25% del suministro mundial.

Esfuerzos en hidrógeno

Yin cree que es probable que China maximice sus esfuerzos para facilitar la producción y el suministro de hidrógeno. Entre ellos, el aprovechamiento de las energías renovables en el norte y noroeste de China para proyectos masivos de energía eólica y solar. Ya se está trabajando en los primeros 100 gigavatios de energía eólica y solar.

Explica el analista de S&P Global Platts:

“El hidrógeno también se puede transportar a largas distancias de manera flexible. Es difícil para las energías renovables debido a los grandes desafíos asociados con la transmisión de energía interregional.

El transporte pesado como camiones y autobuses de transporte público también es un mercado potencial para los vehículos eléctricos de celda de combustible”.

Y no es el único que apuesta por el hidrógeno verde. Luo Zuoxian, jefe de Inteligencia e Investigación del Instituto de Investigación de Economía y Desarrollo de Sinopec, también opina así. Ha afirmado que el hidrógeno probablemente jugará un papel clave en la reducción de emisiones en sectores como: la fabricación de acero, camiones pesados, transporte y cemento.

Según Luo: el gobierno va a presentar un plan de desarrollo específico para la industria de la energía del hidrógeno que cubrirá su producción, transporte y consumo.

S&P Global Platts y la evolución del hidrógeno en China

La evolución del hidrógeno en el país no hace sino avalar una apuesta de futuro:

  • El plan de desarrollo de vehículos eléctrico elaborado por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China tiene como objetivo: 1 millón de vehículos de celda de combustible de hidrógeno en las carreteras para el año 2030; y al menos 1.000 estaciones de repostaje de hidrógeno.
  • Muchas empresas estatales, incluidas China Petroleum and Chemical Corp y State Power Investment Corp Ltd, han propuesto ambiciosas estrategias de hidrógeno.
  • SPIC inició un proyecto de demostración en la región autónoma del Tíbet en noviembre. Se centró en el uso de hidrógeno para superar el problema de la intermitencia de la energía basada en energías renovables.
  • China Petroleum and Chemical Corp (Sinopec) anunció un plan de inversión de 4.600 millones de dólares en el sector del hidrógeno hasta 2025. EL objetivo es aumentar su capacidad de producción anual de hidrógeno a 500.000 toneladas para 2025.
  • Asimismo, Sinopec ha comenzado la construcción de un importante proyecto de hidrógeno verde en la región autónoma Uygur de Xinjiang en noviembre. Se espera que el proyecto produzca 20.000 toneladas de hidrógeno verde anualmente después de su puesta en funcionamiento en 2023.

Alan Hayes, analista de S&P Global Platts, dijo que el proyecto es una prueba importante que incluye toda la cadena del hidrógeno: desarrollo de generación de energía renovable, producción de hidrógeno y almacenamiento. Además, puede reemplazar al hidrógeno con alto contenido de carbono con una opción baja en carbono.

Desafíos

Uno de los desafíos para todos los proyectos de hidrógeno bajo en carbono en todo el mundo serán los altos costes de producción. Es consecuencia de la manera en que se produce actualmente. En esa línea, la generación con fuentes renovables puede ayudar a bajar costes y dar competitividad regional a la producción.

Según Yin, los electrolizadores de hidrógeno de China ya son mucho más baratos que los proveedores extranjeros. También afirmó que el país espera convertirse en un proveedor global clave de equipos de hidrógeno al reducir los costes de fabricación. Algo similar a lo que ha hecho el país para dominar la producción mundial de paneles solares.

Por otro lado, la penetración del hidrógeno en nuevos mercados todavía requiere una inversión masiva en infraestructura de “ecosistemas“. Incluye: el transporte, el almacenamiento y la entrega de hidrógeno, así como la generación de electricidad renovable.

Estos desafíos no son exclusivos de China, afirman desde S&P Global Platts Analytics. Además, el hidrógeno neutro en carbono, junto con las energías renovables y la energía nuclear, necesitarán aumentar aún más su participación en la combinación de electricidad de China para desplazar al carbón y al gas.

Las ciudades del país están diseñando planes para aprovechar el sector del hidrógeno. En esa línea:

  • La capital de la nación apunta a tener más de 10.000 vehículos de celda de combustible y 37 estaciones de servicio de hidrógeno para 2025. Es parte de su ambicioso plan para desarrollar la industria de la energía del hidrógeno.
  • La misma Shanghái quiere liderar el desarrollo de la industria del hidrógeno del país; asimismo, contar con 10.000 coches de hidrógeno y más de 30 estaciones de hidrógeno para 2023.
  • La provincia de Shanxi, una base tradicional para la minería del carbón, también prometió convertirse en un centro nacional para la industria del hidrógeno. Formará parte importante en su revolución energética.

FUENTE: Spanish People CN

Hidrógeno Verde. Qué es, cómo se produce y para qué sirve