La planta de hidrógeno verde de As Pontes de Reganosa y EDP Renovables inicia su tramitación. Supondrá una inversión de hasta 165 millones, con una inversión inicial de 55 millones, de los que esperan que parte procedan de fondos europeos. La planta generará más de 300 empleos, de los que 210 serán en construcción y otros 100 para puesta en marcha.


Hemos hablado otras veces del proyecto de As Pontes. Concretamente, decíamos hace menos de dos meses, que se había concebido en fases acumulativas de 20, 30 y 50 MW de potencia. Tras completar su desarrollo, se esperaba alcanzar un global de 100 MW.

La capacidad productiva anual prevista es de hasta 14.400 toneladas de hidrógeno renovable para distribución por cisterna e inyección a hidroducto.

Además, la planta va a suponer la emisión a la atmósfera de más de 12.000 toneladas equivalentes de dióxido de carbono al mes.

En cuanto a la superficie, la materialización del complejo requerirá una superficie inicial de 35.000 metros cuadrados.

Asimismo, añadíamos:

“La primera gran planta de hidrógeno renovable de Galicia forma parte de una actuación mayor e integral que EDPR y Reganosa impulsan. Quieren convertir Ferrolterra en capital de la energía verde. El plan incluye también un almacenamiento energético consistente en: una central hidroeléctrica de bombeo y un complejo eólico compuesto por cuatro parques con turbinas de última generación”.

As Pontes, tramitación

As Pontes es la primera iniciativa en Galicia que la Xunta va a tramitar como proyecto industrial estratégico (PIE). Eso permitirá agilizar los plazos y facilitará la materialización de la planta.

Para tratar del proyecto, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se ha reunido con: el vicepresidente económico, Francisco Conde; el presidente y con el director general de Reganosa, Carlos Collantes y Emilio Bruquetas, respectivamente; y con la directora general en España de EDP Renovables, Rocío Sicre.

Analizaron una iniciativa que es gran proyecto de futuro. Ellos mismo consideran que permitirá “reindustrializar la localidad” y, con ella, aportar “nuevas oportunidades” para el entorno y para la industria gallega. El objetivo, según el presidente de Reganosa, es que la planta esté funcionando en el año 2025.

El presidente de la Xunta reiteró su apoyo a los promotores del proyecto en la búsqueda del respaldo en el reparto de fondos Next GenerationEU. En su opinión, el interés del Gobierno gallego por implantar industrias tractoras que contribuyan a la consolidación del tejido empresarial es máximo, especialmente las pymes.

FUENTE: Europa Press.