Siemens Energy ha anunciado que comenzará la producción industrial electrolizadores en Berlín. La compañía ha informado de que la producción se llevará a cabo en la localidad berlinesa de Moabit y comenzará a funcionar en 2023.

Para ello, se instalará una nueva línea de producción de electrolizadores en un espacio de 2.000 metros cuadrados, para lo que la compañía desembolsará cerca de 30 millones de euros.

Actualmente, la ubicación en la que se desarrollarán electrolizadores lleva a cabo una actividad de fabricación de turbinas de gas. Estas ya pueden operarse con hasta un 50% y la compañía prevé que, para 2030, debería de ser posible una operación completa de hidrógeno.

Christian Bruch, presidente y CEO de Siemens Energy, comenta: “Con la nueva instalación de producción de electrolizadores de hidrógeno, estamos reforzando nuestra afirmación de desempeñar un papel activo en la configuración de la transición energética. Con este fin, estamos poniendo en común nuestros conocimientos en el campo de las diversas tecnologías energéticas en Berlín. Para nosotros, el hidrógeno es un componente importante del futuro mundo energético. Para que esto sea económicamente viable, los costes de fabricación de los electrolizadores deben reducirse significativamente. Con nuestras nuevas instalaciones de producción, ayudaremos a que el hidrógeno sea competitivo antes”.

En la ubicación de Berlín, las celdas electrolizadoras individuales se fabricarán y combinarán para formar módulos funcionales o “pilas”. Dependiendo de la capacidad requerida, estas se ensamblarán en unidades más grandes basadas en procesos. En Alemania, esta última etapa tendrá lugar en Mülheim, que está estrechamente asociada con la nueva planta de Berlín.

Electrólisis PEM

El elemento crítico es que la producción está transitando hacia la fabricación en masa: los electrolizadores asequibles y a precios razonables son el requisito previo para poder cubrir la creciente demanda y los costes futuros del hidrógeno.

Para este propósito, Siemens Energy confía en la electrólisis PEM (membrana de intercambio de protones), en la que el agua se separa en hidrógeno y oxígeno utilizando una membrana permeable a protones y electricidad de fuentes renovables. Los aspectos clave de este proceso son su alto nivel de eficiencia, alta calidad de gas del producto y operación confiable sin productos químicos ni impurezas. La última y más potente línea de productos de electrolizadores PEM de Siemens Energy está optimizada para aplicaciones de hasta cientos de megavatios, lo que permite a los sistemas de este tamaño generar varias toneladas métricas de hidrógeno verde cada hora

Te puede interesar