Grupo Alstom y Eversholt Rail, principal compañía británica de leasing de trenes, han anunciado hoy un acuerdo para desarrollar la primera flota de trenes de hidrógeno del Reino Unido. Ambas empresas trabajarán de forma conjunta compartiendo información técnica y comercial para que Alstom diseñe, construya y ponga en funcionamiento una flota de diez trenes de hidrógeno, de tres coches cada uno. Los trenes, que serán fabricados por Alstom en el Reino Unido, estarán basados en la última evolución de la plataforma Alstom Aventra. El objetivo es que el contrato final para la adquisición de la flota se firme a principios de 2022.

Actualmente, Alstom es el único fabricante que ha puesto ya en circulación trenes propulsados por pilas de combustible, en Alemania, Países Bajos, Austria, Suecia y Polonia. Además, Alstom participa actualmente en proyectos de hidrógeno en otros países europeos como Reino Unido, Italia y Francia. Alstom cuenta así con una solución para aplicar el hidrógeno al sector ferroviario madura, fiable y probada en diferentes entornos y plataformas de trenes.

Nick Crossfield, director general de Alstom en el Reino Unido e Irlanda, señala: “La COP26 nos ha recordado la urgente necesidad de descarbonizar nuestro planeta. El ferrocarril ya es el modo de transporte con las emisiones más bajas, pero podemos hacer aún más. La firma de este  acuerdo con nuestros socios de Eversholt Rail dará lugar a la primera flota británica de trenes de hidrógeno, completamente nuevos”.

Por su parte, Mary Kenny, consejera delegada de Eversholt Rail, apunta: “Es importante que comencemos lo antes posible a descarbonizar el ferrocarril del Reino Unido, si queremos alcanzar el objetivo de 2050 de ‘cero emisiones netas’. La propulsión de hidrógeno jugará un papel clave, y este proyecto con Alstom demostrará cómo el sector privado puede trabajar en conjunto para marcar la diferencia”.

Anteriores colaboraciones de Alstom y Eversholt Rail

Alstom y Eversholt Rail ya habían trabajado previamente juntos en una solución de material rodante de hidrógeno para el sector ferroviario británico, con una propuesta para convertir un tren eléctrico ya existente en un tren de hidrógeno: el proyecto “Breeze”.

Ambas compañías consideran ahora que existe demanda para desarrollar una flota de trenes completamente nueva, que se pueda poner a disposición de los diferentes operadores en Gran Bretaña. El conocimiento y la experiencia obtenida con el proyecto Breeze, junto con las aportaciones recibidas de los diferentes agentes sobre las estrategias de flotas futuras, ha sido de un enorme valor para desarrollar este proyecto.

Te puede interesar